Buscar por fechas:

Miércoles 27 de Mayo

Marcos 10,32-45
Ellos estaban asombrados

Mientras iban de camino para subir a Jerusalén, Jesús se adelantaba a sus discípulos; ellos estaban asombrados y los que lo seguían tenían miedo. Entonces reunió nuevamente a los Doce y comenzó decirles lo que le iba a suceder: "Ahora subimos a Jerusalén; allí el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos: ellos se burlarán de él, lo escupirán, lo azotarán y lo matarán. Y tres días después, resucitará".
Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: "Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir". Él les respondió: "¿Qué quieren que haga por ustedes?".


Ellos le dijeron: "Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria". Jesús les dijo: "No saben lo que piden. ¿Pueden beber el cáliz que yo beberé y recibir el bautismo que yo recibiré?". "Podemos", le respondieron. Entonces Jesús agregó: "Ustedes beberán el cáliz que yo beberé y recibirán el mismo bautismo que yo. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados".

Los otros diez, que habían oído a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos. Jesús los llamó y les dijo: "Ustedes saben que aquellos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud".

El texto: tejido
El evangelio de hoy presenta el tercer anuncio de la pasión
¿Cuál es la incoherencia de los discípulos?
¿Por dónde pasa la insistencia de Jesús?
¿Cuál es la manera de ver las cosas de los discípulos que dista de la de Jesús?

La trama vital...
“Mientras iban de camino…”: van a Jerusalén y Jesús sabe que van a matarlo. Su muerte no es fruto de un destino ciego o de un plan ya preestablecido, sino que es la consecuencia del compromiso asumido con la misión de amar recibida del Padre. ¿Me juego por la vida de los jóvenes aunque conlleve consecuencias negativas? ¿Cómo asumo lo que me cuesta hacer y aceptar?

"Maestro, queremos que nos concedas…": Los discípulos no sólo no entendían, sino que seguían con sus ambiciones personales. ¿Qué busco en mi relación con Dios y qué le pido en la oración? ¿Qué aumenta mi auto-referencialidad, vanidad y orgullo?

“¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?...”: Se trata del cáliz del sufrimiento, el bautismo de sangre. Jesús quiere saber si ellos, en vez de un lugar destacado, aceptan entregar la vida hasta la muerte. “¡Podemos!”: a los pocos días, abandonarán a Jesús y lo dejarán solo en la entrega. Rezo con mis traiciones al amor de Dios, y pido perdón.

“Los otros diez… entre ustedes no debe suceder así”: Invierte el sistema del poder imperante e insiste en el servicio como remedio contra la ambición personal. ¿Cómo crezco hoy en humanizar la vida, servir a los hermanos y acoger a los excluidos?

... y su hilo donboscano
Atestiguan don Cagliero y don Rúa que Don Bosco repetía con frecuencia las palabras de san Pablo: "Todo lo puedo en aquel que me anima" (MB IV 251).

En 1862 algunos de los suyos estaban desanimados por las muchas dificultades y persecuciones. Eran tiempos donde la Congregación Salesiana estaba dando los primeros pasos, ya que había sido fundada formalmente en 1859. Todavía la acción salesiana se realizaba sólo en Turín, y las diversas circunstancias políticas y sociales, fuertemente anticlericales, se presentaban amenazantes para el Oratorio. Don Bosco les dijo: "No dudemos de nada. Yo he experimentado que, cuanto más faltan los apoyos humanos, tanto más Dios pone el suyo" (MB VII 319).

Enlazándonos al Hilo Primordial
Señor, ayúdame a no querer ser el primero a costa de mis hermanos, que me ponga en el lugar del servidor, como nos enseñaste y testimoniaste con tu vida. Que mi vida sea cada vez más transparencia de tu amor para que Vos crezcas y yo disminuya.

Puedo rezar con la canción “Transparencia”, del P. Eduardo Meana, entrando en www.estoquesoy.org.ar, en el enlace http://bit.ly/1oF7yUq