Buscar por fechas:

Domingo 26 de Octubre

30° domingo durante el año

Éxodo 22, 20-26
Salmo 17, 2-4.47.51ab
1 Tesalonicenses 1, 5c-10

Mateo 22, 34-40
Con todo tu corazón.

Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos. Uno de ellos, experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta:
-Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?
-"Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente -le respondió Jesús. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: "Ama a tu prójimo como a ti mismo." De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.

El texto: tejido
¿Qué actitud tiene Jesús en su respuesta?
¿Qué implican las diferenciaciones en el “todo” del amor?

La trama vital…
El Evangelio de este domingo continúa en el clima de adversidad contra Jesús de Nazaret. Ya no es el grupo de los saduceos los que quieren probarlo, ahora aparecen algunos de los fariseos, y más precisamente un especialista, un “doctor de la Ley” quien pregunta por “el mandamiento más grande”.

Según las enseñanzas impartidas en las sinagogas, la ley comprendía 613 mandamientos positivos, 365 prohibiciones más 248 normativas o prescripciones.

La respuesta de Jesús no es novedosa en las ideas sobre el amor a Dios y al prójimo que ya eran conocidas.

Lo más llamativo es que une los dos mandamientos, haciéndolos iguales y llevando a su máxima dimensión la propuesta de tal manera que el amor sea la clave de toda la vida.

Como el “amor” es una palabra que hoy se suele identificar sólo con el sentimiento, la liturgia propone actitudes concretas frente al prójimo, recordando antiguos textos del Éxodo: no maltratar al extranjero, no hacer daño a la viuda ni al huérfano, prestar sin interés al pobre, respetando sus derecho a “pasar bien la noche”. (1a.lectura)

En un país que todavía hoy muestra bolsones de pobreza, importantes índices de trabajo en negro e inseguridad social, la propuesta de Jesús nos vuelve a interrogar sobre el amor al Dios de la Vida y la Libertad y sobre los vínculos que establecemos en la solidaridad de cada día.

Quizás por eso canta el poeta: “Sólo el amor convierte en milagro el barro” (Canción divulgada por Silvio Rodríguez)

...y su hilo donboscano
El “Da mihi animas, cetera tolle” (Dadme almas, llévate lo demás), frase de la Biblia que Don Bosco tenía colgada en su habitación, y luego fue adoptada como lema de la Congregación, marca también la centralización de toda la vida de Don Bosco y su experiencia pedagógica en un solo punto, dejando lo demás como un aspecto secundario: en el centro, están las personas.

Enlazándonos al Hilo Primordial
Te invitamos a cantar que el amor de Dios da sentido a tu vida, con el tema “Romanos 8,35”, del P. Eduardo Meana, que podés encontrar en el sitio web www.estoquesoy.org.ar, en el enlace http://bit.ly/1rvLf5y