Buscar por fechas:

Jueves 24 de Julio

Mateo 13, 10-17
Felices sus ojos, porque ven; felices sus oídos, porque oyen

Los discípulos se acercaron y le dijeron: «¿Por qué les hablas por medio de parábolas?». Él les respondió: «A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no. Porque a quien tiene, se le dará más todavía y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. Por eso les hablo por medio de parábolas: porque miran y no ven, oyen y no escuchan ni entienden. Y así se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: "Por más que oigan, no comprenderán, por más que vean, no conocerán, Porque el corazón de este pueblo se ha endurecido, tienen tapados sus oídos y han cerrado sus ojos, para que sus ojos no vean, y sus oídos no oigan, y su corazón no comprenda, y no se conviertan, y yo no los cure". Felices, en cambio, los ojos de ustedes, porque ven; felices sus oídos, porque oyen. Les aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que ustedes ven y no lo vieron, oír lo que ustedes oyen, y no lo oyeron.

El texto: tejido
¿Qué es una parábola?
¿Qué objetivo persigue Jesús enseñándonos con parábolas?
¿Qué descubrimos a través de las parábolas?
¿Hacia dónde quiere Dios que volteemos nuestra mirada?

La trama vital…
Las parábolas: una nueva manera de hablar a la gente sobre Dios. La gente queda impresionada con la manera que Jesús tiene de enseñar. “¡Una nueva enseñanza! ¡Dada con autoridad! La parábola induce a pensar. Nos lleva a implicarnos en la historia desde nuestra propia experiencia de vida. Hace que nuestra experiencia nos lleve a descubrir que Dios está presente en lo cotidiano. La parábola cambia la mirada, hace que la persona sea contemplativa, observadora de la realidad.

…y su hilo donboscano
La parábola es una forma participativa de enseñar, de educar. No nos da todo cambiado en un minuto. No hace saber, sino que hace descubrir. Aquí está la novedad de la enseñanza de las parábolas de Jesús, distinta de la única y completa observancia de la Ley. Para Jesús “el Reino no es fruto de observancia. ¡El Reino está presente en medio de ustedes!”

Similar es la forma que Don Bosco utilizaba en las “Buenas Noches”, tomando los hechos cotidianos para luego, a partir de allí, sugerir, invitar, proponer.

Enlazándonos al hilo primordial
Te invitamos a rezar la canción “Parte de lo humano”, del P. Eduardo Meana, que podés encontrar en el sitio web www.estoquesoy.org.ar, en el enlace http://bit.ly/1maVMgk