administrador@obralapiedad.com.ar

Jueves 26 de Abril
Lo que dice
Jn 13, 16-20 - El servidor no es más grande que su señor

Antes de la fiesta de Pascua, Jesús lavó los pies a sus discípulos y les dijo: “Les aseguro que el servidor no es más grande que su señor, ni el enviado más grande que el que lo envía. Ustedes serán felices si, sabiendo estas cosas, las practican. No lo digo por todos ustedes; yo conozco a los que he elegido. Pero es necesario que se cumpla la Escritura que dice: ‘El que comparte mi pan se volvió contra mí’. Les digo esto desde ahora, antes que suceda, para que cuando suceda, crean que Yo Soy. Les aseguro que el que reciba al que yo envié, me recibe a mí, y el que me recibe, recibe al que me envió”.

Lo que me dice
Jesús se presenta ante nosotros como servidor. Con el lavatorio de los pies no solo nos dio un ejemplo de servicio, sino que nos mostró quién es él. “Yo estoy entre ustedes como el que sirve” (Lc 22,27), nos dice en otro lugar. Él, siendo Hijo de Dios, se abajó hasta lo más profundo de nuestra humanidad, sirviendo a los más pobres, haciéndose pobre con los pobres y muriendo como el mayor de los delincuentes, volviéndose maldición y escándalo para sus contemporáneos. Jesús se entregó por completo y nos llama a hacer lo mismo los unos por los otros: “Felices si, sabiendo estas cosas, las practican”. Sabe de nuestras dificultades, de nuestros egoísmos, pero aun así nos ha querido dejar el testamento del amor-servicio debido los unos a los otros.

Contemplemos el ejemplo de Jesús, dejémonos penetrar por su amor servicial hasta el extremo y escuchemos repetir en nuestro corazón su bienaventuranza: ¡Felices serán si, sabiendo que el amar se da en el servir, lo practican!

Lo que le digo
Jesús servidor, enséñame a servir.
A bajar de mi orgullo.
A estar disponible.
A brindar ayuda.
A cuidar de quién lo necesite.
A desgastarme por amor.
Jesús servidor, enséñame a servir.
Amén.

,